Perra embarazada

Valora este artículo
(0 votos)

¿Queremos que nuestra perra críe?¿Qué vamos a hacer con los cachorros? Deberíamos tener en cuenta las consecuencias que puede producir el parto de nuestra mascota.

Una vez hemos decidido seguir adelante lo mejor será poner a nuestra perra en manos de profesionales para que nos aconsejen sobre nutrición y cuidados específicos para esta etapa.

Deberá tener un año y haber pasado como mínimo un celo, a partir de este momento podemos empezar a pensar en el embarazo. La condiciones físicas en lo que a peso, a forma física y salud se refieren se deben tener en cuenta. Pero no solo de la perra sino también del perro para asegurarnos de proporcionarles la mejor calidad genética para los cachorros.

El celo, el acoplamiento, la preñez o embarazo, el parto, la lactancia y el destete son las fases de este ciclo. El primer paso es elegir al padre, según su estado de salud, (parásitos, enfermedades infecciosas o hereditarias) o de su pedigree.

Tras la monta debemos llevar a nuestra perra al veterinario para confirmar la preñez y descartar que se encargue de un embarazo psicológico. Aunque se trate de un falso embarazo puede presentar los mismos síntomas incluso fabrican nidos, adoptan peluches como si fueran cachorros y producen leche. En el caso de tratarse de un caso severo se tratan con hormonas o sedantes que prescribe el veterinario.

Por tanto no es fácil detectar a simple vista si se ha quedado preñada. Los signos físicos no son evidentes hasta el tercer tercio del periodo de gestación que se trata de unos 60 días. Estos signos son un aumento de glándulas mamarias, abultamiento del abdomen, cambio de color de los pezones.

Las perras embarazadas suelen mostrarse más cariñosas y llaman la atención de sus dueños. Aunque con los extraños u otros perros son mas irritable. Del mismo modo que en los humanos pueden sufrir vómitos o náuseas.

Fuente: mundoperro

Leer 2023 veces

Preguntas Frecuentes

  • ZooTemplate
    Cuidados específicos

    Debido a las arrugas de su cabeza, será conveniente mantener la zona muy limpia para evitar la acumulación de suciedad en los pliegues.

  • ZooTemplate
    El peso

    El Pug es un perro glotón, habrá que controlar su alimentación para evitar el exceso de peso.

  • ZooTemplate
    El calor

    El Carlino suele gozar de buena salud teniendo en cuenta que no tolera los excesos de calor.

  • ZooTemplate
    Sus ojos...

    Tienden a padecer problemas oculares, ya que sus ojos saltones están especialmente expuestos a rasguños o pequeñas heridas.

  • ZooTemplate
    El Síndrome braquicefálico (genética en el Carlino).

    Se produce cuando la anatomía del perro impide el flujo de aire a través del tracto respiratorio superior (nariz y laringe).

  • ZooTemplate
    ¿Cómo se previene?

    No comprando perros braquicéfalos sin garantías y averiguar si los padres lo han padecido. Compra sólo a criaderos responsables.

El Carlino

El Carlino o Pug, aunque también conocido por Doguillo o Mops, es una de las razas caninas más antiguas y apreciadas.

Resumen del carlino:

  • Clasificación según la FCI: Grupo 9: Perros de compañía y Toy > Molosoides de talla pequeña.
  • Clasificación según la AKC: Grupo 5: Perros Toy.
  • Altura a la cruz: unos 35 cm. - Peso: unos 9 kg.
  • Capa: leonada (plateada o albaricoque) o negra, máscara y orejas negras.
  • Promedio de vida: de diez a doce años.
  • Carácter: tranquilo, sociable, sensible, muy a pegado a sus dueños, vivo y muy juguetón.
  • Relación con los niños: muy buena. - Relación con otros perros: buena.
  • Aptitudes: perro de compañía.
  • Necesidades del espacio: bien adaptado a la vida en el interior de la vivienda.
Carlino