Inicio Información Reproducción y crianza Cuidados de la Perra Después del Parto

Cuidados de la Perra Después del Parto

Valora este artículo
(0 votos)

Durante las primeras semanas hay que observar cómo se comporta la perra. 

El puerperio no debe tomarse a la ligera. En esta etapa, se pueden presentar problemas serios, entre otras cosas, porque haya algún cachorro aún retenido o placentas que no han sido debidamente expulsadas. 

La presencia de la tan esperada y, a veces, soñada camada; la alegría que despiertan los cachorros recién nacidos; los devaneos que nos causa el ver si están todos sanitos y bien formados puede, sobre todo si no somos muy duchos en el tema, hacernos descuidar a la que realmente puso el cuerpo, para que todo llegara a su destino feliz, no es que nos olvidemos de ella, pero es como si pasara a un segundo plano. Y esto puede ser riesgoso porque a veces parece que “todo salió bien“ y sin embargo, “algo anda mal”. 

Concretamente nos referimos a la salud de la perra que puede entrar en un terreno sumamente peligroso si no somos capaces de interpretar su comportamiento. Porque ella se encarga de dar señales de alerta. 

La doctora Loza, experta en fertilidad y reproducción canina, se encargó de puntualizar correctamente, en un reportaje que mantuvo con El Perriodico, qué anomalías pueden producirse despúes del parto y cómo reconocer sus síntomas. 

¿Qué cambios se operan en el organismo de la perra luego del parto? 

En primer lugar, hay que tener presente que, durante el puerperio se producen cambios hormonales en su organismo. 

Desaparece la hormona de la gestación y las que provocan el parto. Excepto por la presencia de hormonas encargadas de producir leche para los cachorros, conocida como prolactina, el organismo del animal, hormonalmente, entra en estado latente. 

También ocurren cambios fisiológicos. Además, como inicia una etapa de amamantamiento, va a requerir una muy buena alimentación, de grán valor energético, para poder hacer frente a las exigencias nutricionales de los cachorros. 

¿Como detectar que la evolución del post-parto es la correcta? 

Durante el post-parto es normal que la perra, sobre todo durante la primer semana, tenga pérdidas vulvares sanguinolentas, a veces se presentan en forma de coagulos, y van con el correr de los días disminuyendo. Pueden durar unos 15 días. 

Cuando el parto se desarrollo normalmente y la perra ha expulsado a su último cachorro, por lo general, queda tranquila con la actitud de atender a su cria, limpiándola, acercándola a ella para permitir que se amamante. También, puede ocurrir que esté un poco cansada y se duerma mientras amamanta a sus hijitos. 

La perra suele mostrarse un poco reacia a salir de la paridera durante la primera semana de haber tenido a sus cachorros. Sale para hacer sus necesidades y regresa para atenderlos. 

¿Y las señales de que algo no anda bien? 

Si las pérdidas de que hablábamos antes, se prolongan por más de 20 días, conviene tomar unas muestras para enviar al laboratorio y ver si hay alguna bacteria que provoque el problema. Además, con las dificultades post-parto puede suceder dos cosas: o que la perra esté muy decaída, no atienda a los cachorros, se muestre indiferente, o por lo contrario, se la vea muy nerviosa, alterada, sale de la paridera, da distintas señales de nerviosismo, puede ocurrir que, todavía tenga algún cachorro adentro. Que el parto realmente, no haya terminado y le está molestando. A veces ocurre también, aunque no de muestras de tanto nerviosismo, que haya placentas retenidas. 

¿Puede suceder que el dueño del animal no advierta estas situaciones? 

En un caso u otro, ya sea que exista un cachorro muerto o restos placentarios, se instala un proceso infecccioso. También la infeccción puede adquirirse porque, en el momento del parto, se abre el cuello del útero, que normalmente se mantiene cerrado y aislado del medio externo y en el momento del alumbramiento se introduzcan cuerpos que provoquen infección. En estos casos, la perra se mostrará decaída, inapetente y afiebrada. 

¿Qué es lo que se conoce como síndrome de la leche tóxica? 

Precisamente, los procesos infecciosos, señalados anteriormente y conocidos como metritis post-parto, pueden transmitir toxinas en la leche que, en algunos casos, llegan incluso a ocasionar la muerte de los cachorros. Por esto, cuando la perra no tiene un comportamiento relativamente normal, hay que prestar atención a que no estén presentes algunos de los problemas mencionados. 

¿Cuanto tiempo le lleva a la perra recuperarse del parto? 

La recuperación, si todo se da en forma normal, es rápida. Lo que pasa es que entra en una etapa de gran exigencia física por el tema del amamantamiento, pués este le ocaciona más desgaste que la gestación. Hay que cuidar que no se venga abajo y que los cachorros no la “consuman”. 

¿Como es en esta etapa el comportamiento de la perra en cuanto al apetito? 

Se afirma que, por lo general se muestra inapetente. 

Hay distintos tipos de perras. Algúnas pueden mostrarse un poco reacias a comer, pero otras, hasta durante el parto quieren hacerlo. En un primer momento, se le puede ofrecer leche o algún alimento que les guste, hasta que vuelvan a la normalidad. Pero, por lo general, luego del parto, tienen el apetito aumentado y es en este momento, durante la lactación, no así en la gestación, cuando hay que darle, repartida en el día, toda la comida que quiera. No dosificar. Es lo que llamamos una alimentación ad-libitum. 

¿Que tipo de alimentación le conviene? 

Nosotros indicamos, generalmente, el mismo alimento que recibió durante la gestación. A menudo el que se le suministra a los cachorros, que tiene mayor cantidad de proteinas. 

¿Se aconseja darle más leche para fortalecerla? 

En el post-parto, a veces, se aconseja darle un suplemeto con calcio, especialmente, en las perras que comen alimento natural y carne. El veterinario es el que lo indica de acuerdo a la talla del animal y según el número de cachorros que tenga que alimentar. En algunas perras se produce un problema por la disminución brusca del calcio en la sangre.

Esto es lo que se conoce como eclamsia. Como síntomas: la perra se pone neviosa, empieza a jadear, tiene temblores musculares en el cuerpo, le sube mucho la temperatura y si no es atendida comienza lo que se denomina ataxia, quiere caminar y camina tipo borracha o se cae a medida que avanzan los síntomas. Esto se produce porque los cachorros al mamar extraen gran cantidad de leche de la perra y ésta para reponer el calcio lo saca del que esta circulando por su sangre. Es muy peligroso y si no se la atiende puede morir. Si uno esta atento y descubre algunos de estos síntomas lo primero que hay que hacer es separarla de los cachorros para evitar que mamen, suplementar a los perritos con una alimentación artificial y llamar inmediatamente al veterinario para que en forma inyectable le reestablezca el calcio en la sangre. 

Los síntomas se revierten inmediatamente. Por eso es conveniente en esas perras suministrarles mayor cantidad de calcio en la alimentación y suplementar también a los cachorros para que no mamen demasiado. 

La eclamsia puede producirse tanto en el post-parto como a los 15 días de nacidos los cachorros, que es cuando más leche demandan. 

¿La eclamsia puede darse en todas las razas?

Generalmente se presenta en perras de raza chica, pero tambien suele verse en perras grandes. Los requerimientos en el primer caso son mayores. 

 

 

 

Fuente: Dra. Maria E. Loza

Leer 6583 veces

Anuncios

Tu anuncio
  • Donando ayudarás a MiCarlino a seguir online por mucho tiempo.
  • (Euro)
  • Gracias por tu donación!!!!