La artrosis canina es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que, al igual que en las personas, causa mucho dolor. La pérdida del cartílago paulatina provoca  muchas molestias e incapacidad para moverse.

Ningún perro se salva de poder sufrir esta enfermedad, aunque algunos factores como la edad, la obesidad y el poco ejercicio  incrementan la probabilidad de padecimiento. Por eso, hay que sumarse a la campaña de concienciación para detectarlo a tiempo y reducir el sufrimiento de nuestros animalitos. Uno de cada cinco perros la padece.

Esta enfermedad es crónica y progresiva, con lo que la calidad de vida de tu perro se verá cada vez más afectada. La pérdida de movilidad de tu mascota irá empeorando y complicándose con el paso del tiempo. 

Los síntomas

Al principio de la enfermedad, es difícil darse cuenta de que el perro está sufriendo, ya que éste puede jugar, correr y hacer las mismas cosas. Poco a poco, la cojera dejará de ser intermitente y pasará a ser algo preocupante. Tu mascota evitará los sobresfuerzos físicos debido a las molestias.

Además, notarás que las posturas de tu perro cambian, y la facilidad de movimiento disminuye. El hecho de ponerse en pie o tumbarse será algo forzado y los movimientos serán diferentes a los habituales.

La alimentación también se verá afectada, ya que como ante cualquier otra enfermedad, el dolor provoca  pérdida de apetito y, por lo tanto, su carácter será más irascible y puede sufrir insomnio.

Cuando estés en el parque, tu perro no se irá a olfatear solo, ya que no querrá andar, y te hará saber que quiere irse a casa. Será reacio a salir a pasear.

Averigua con este test de artrosis si tu perro podría padecer esta enfermedad.                                                             

Tratamiento y cura

Esta enfermedad no tiene cura, pero lo importante será detectarla a tiempo para proporcionar a nuestros animales la mejor calidad de vida posible. Si te alertan algunos de los síntomas anteriores, acude al veterinario para tu tranquilidad y la de tu mascota.

Una vez que el veterinario haya diagnosticado que tu amigo está enfermo, nos centraremos en evitar el dolor al máximo. Para ello:

  • Tu veterinario puede aconsejarte antiinflamatorios no esteroideos para aliviar la inflamación y el dolor a largo plazo. Además, ha surgido un novedoso medicamento que solo será necesario administrar una vez cada 30 días para calmar el dolor durante todo el mes. El veterinario te informará sobre esto.
  • A través de una tabla de ejercicios se puede mejorar las articulaciones con un programa de movilidad controlado y supervisado por el veterinario en función del  peso, raza y edad.

Cómo prevenirla

Visitas veterinarias. La constancia y regularidad respecto a las visitas a tu veterinario te puede ayudar a prevenir esta enfermedad antes de que tu mascota sufra.

Cuidar  la alimentación. Un perro con sobrepeso o una alimentación inadecuada  tiene más probabilidad de sufrir esta enfermedad, ya que sus articulaciones se someten a un sobreesfuerzo. Existen en el mercado alimentos formulados especialmente para perros con obesidad o  con artrosis.

Ejercicio regular. Actividades diarias  con esfuerzos medios y mucha constancia ayudarán a tu mascota a tener unos músculos más tonificados, fuertes y sanos.

 

 

Fuente: mascotas.facilisimo

Más información:

Pfizer Salud Animal - Pfizer.es/

Aquí puedes encontrar la información que necesitas si crees que tu perro puede padecer artrosis.

Tratamiento artrosis perro - Tratamientoartrosisperro.com/

Web informativa centrada en las causas, tratamiento, prevención de los perros que sufren artrosis canina.