A continuación os damos algunos consejos para cuando apuntes a tu carlino a alguna exposición de belleza canina.

Normalmente hay que estar antes en el recinto de la exposición. Debes llevar todo lo necesario para dar un último repaso a tu carlino (tijeras, limas, vaselina...), así como la cartilla veterinaria (debe estar en regla) y los papeles de su identificación (microchip y/o tatuaje). También tienes que tener en cuenta que no siempre habrá agua potable o fresca y que es mejor llevarla y también comida, sin olvidarnos de algo donde pueda echarse a descansar (un transportín o una jaula es lo más cómodo). Procura llevar para ti alguna silla plegable, pues lo más seguro es que no puedas encontrar asiento en el pabellón o simplemente no los hayan.

Recoge la documentación: el dorsal con el que concursarás, horarios y el catálogo de los ejemplares. Comprueba que tus datos y los del perro sean correctos y coincida el número del catálogo con el del dorsal. Si no es así, comunícalo antes del comienzo del juicio, esto es muy importante, adquierelo como habito.

Localiza el ring donde participas y sitúate cerca del mismo para controlar mejor los juicios y horarios, por todos es sabido que pueden haber "ligeros" cambios.

Ten a tu carlino completamente preparado con previsión antes de que os toque salir. Se puntual: pequeños retrasos se van acumulando y al final perjudican la programación global de la exposición. Además corres el riesgo de que te consideren No Ring y no te dejen entrar a ser juzgado.