1. Si es agresivo consulte un experto que determine las causas de la agresividad.
  2. Deje que pueda morder algo adecuado. Las tiendas especializadas le proveerán de huesos, juguetes... Evitaremos que muerdan cosas que no deseamos (muebles, puertas...)
  3. Siga recomendaciones para educar a su perro, empiece por cosas sencillas: sentarse, acostarse, concédale pequeñas recompensas (comida) si obedece sus instrucciones.
  4. Si debe castigarlo hágalo inmediatamente después de haber cometido la falta.
  5. Sea muy riguroso en las vacunas, cuidados y en las instrucciones de su veterinario en general. Extreme la limpieza y no deje que pequeños (y mayores) tengan contactos con la boca (transmisión de gusanos). Calendario de vacunas
  6. Sea puntual en darle sus comidas adecuadas a su edad y tamaño. No le aconsejamos que ceda cuando le pida comida fuera de horas (al oír u oler nuestra comida). No le permita robos de comida.
  7. No le castigue por ladrar, aunque intente corregir incentivándole la tendencia que desee.
  8. Necesita la presencia de sus dueños. Se resiente, si tiene periodos de soledad prolongados. Trátelo con atención y con afecto.
  9. Premie sus hábitos de limpieza.

 

Fuente: 

euroresidentes