Debido a que su carlino Tommy tiene una gran afición por comer plantas, nos ha brindado con este truco para que no pueda comérselas.


1- Elegir las plantas.

 

 

 

2- Materiales: 

-un tubo de goma o manguera, idealmente gruesa y del diámetro adecuado a la planta.

-tijeras o corta cartón.

 

 

 

3- Cortar el tubo de acuerdo a la altura de lo que se desea proteger.

 

 

4- Abrir el tubo por la mitad, ya sea con tijeras o con corta cartón (lo que te resulte más cómodo).

 

 

5- Abrir y color el tubo alrededor del tronco, como ves es muy sencillo y se cerrara de inmediato.

 

 

 

Y eso es todo, tu carlino ya no podrá dañar ni comerse tu planta, y aún más importante, evitaremos que nuestro perrito se enferme de la tripita.

 


Fuente: Perfil de Tommy YDonna Pug