Los saltos, o vallas se definen como una barra sujeta por dos postes. La barra se puede caer al ser tocada.

Los postes tienen una anchura de 30 a 60 cm y una altura de 90 a 110 cm. La separación entre los mismos puede variar entre 110 y 130 cm.

La barra esta colocada a diferentes alturas dependiendo de la categoría del perro que esté compitiendo, siendo las alturas permitidas:

Mini: de 25 a 35 cm

Midi: de 35 a 45 cm

Standard: de 55 a 65 cm.

Valla agility carlino

 

La idea es, lógicamente, que el perro salte la barra sin tirarla. Como esto no parece muy complicado, lo que suele ocurrir en las pruebas de Agility es que los saltos están agrupados en series de 2 o 3, y normalmente no en línea recta, por lo que es necesario que el entrenador conduzca a su carlino adecuadamente.

Las penalizaciones para este obstáculo son:

Falta: Derribar el palo horizontal.

Rehuse: Pasar por debajo de la barra, pasar por encima o a través de los soportes laterales.

Eliminación: Si se salta en el sentido opuesto.

Parece una tontería, pero suele ocurrir, sobre todo con perros poco experimentados, que en combinaciones de saltos, hagan alguno en sentido contrario, lo que significa la eliminación en la prueba.

Fuente: domiren.com