Para practicar agility hemos de tener en cuenta la raza del perro. La gran mayoría de las personas que se inician en este deporte empiezan con un perro que no es el más adecuado para el agility o que no fue seleccionado para ello. Lo más probable es que la elección inicial de la raza fuese por un gusto personal, familiar o cualquier otro motivo que no tenía que ver con el deporte del agility. A pesar de esto, una gran parte de equipos, y entendemos por equipo el conjunto guía-perro, logran desarrollar un nivel más que aceptable porque sus perros reúnen muchas de las cualidades para el agility.

¿Cuál es tu raza?

 

Los Borders Collies van realmente fuertes en el mundo del agility, y en general, los perros de pastoreo suelen ir muy bien 

Existen razas que por su fenotipo y genética tienen una mayor predisposición a funcionar adecuadamente en agility. Pero es el carácter del perro y la relación de éste con su dueño la parte fundamental para definir a un buen perro "agilitero".

Si nos acercamos a cualquier prueba de agility, veremos que la gran mayoría de perros son Border Collies, Shetland, Pastor Belga, Parson, Jack Russel, Caniches..... perros rápidos, muy rápidos de movimientos y extremadamente inteligentes.

Existen esas tendencias y sin lugar a duda, en países donde hay una buena cultura de agility, así queda reflejado.

 

¿Qué hace que un perro sea "bueno" para el Agility?    

Si tenemos que priorizar factores que "transforman" a un perro en "bueno para el agility", en primer lugar pondríamos el caracter del perro. Si nuestro perro es fácil de motivar y si le sumamos una adecuada conducción por parte del guía, lograremos una muy buena relación perro-guía que dará sin duda alguna unos buenos resultados. La agresividad es un factor totalmente indeseable en un perro de agility.

Un buen entendimiento entre el guía y el perro, la capacidad del guía para anticiparse o adelantarse a las intenciones de su perro, una buena colaboración del perro para su guía, un trato justo para el perro, hacen que el conjunto sea perfecto y ésto puede marcar la diferencia.

La actitud del perro en la pista es también un factor importante. Algunos perros preferirán estar echados o jugando que estar corriendo y saltando obstáculos. Esto se nota rápidamente ya que un perro al que forzamos a realizar este deporte lo hace por complacer a su dueño. Nuestro perro ha de ir contento y debe realizar los obstáculos porque realmente se lo pasa bien.

Si vemos a un perro con ganas de entrar a la pista, felices y contentos en su recorrido por la pista, esos serán perros que siempre harán un buen papel. Independientemente de la raza, estos factores son fundamentales. No podemos obviar ciertas razas que por sus aspectos raciales tanto de temperamento como físicas y unidas a estos factores pueden hacer una buena mezcla.

 

¿Cómo escojo un cachorro con potencial para el aglility?

Pues lo primero que hemos de decidir es la raza que queramos e incluso podemos escoger a un mestizo (no tiene porque ser de raza!!). Sea cual sea la elección hemos de tener en cuenta las capacidades personales de adiestramiento y control. No todas las personas son capaces de manejar a cualquier tipo de perro por lo que no hemos de dejarnos guiar por modas. Otra cosa a tener en cuenta es el objetivo personal al momento de practicar agility, ¿recreativo o competitivo?.

 

Ahora que ya sabemos la raza que queremos y los objetivos...elijamos al cachorro!!

Nos fijaremos en los progenitores, que sean equilibrados y estables de carácter, tanto en el padre como en la madre. Para nosotros, son conceptos claves para el aprendizaje de normas sociales y la adecuada jerarquización del cachorro.

También nos fijaremos en la relación madre-cachorro porque nos podrá dar pistas de como será de adulto. Es importante que el cachorro haya tenido contacto con personas desde la tercera o cuarta semana de vida y que se integre y participe en los juegos con la camada.

Si el cachorro es muy independiente podríamos tener a un perro inadecuado para formar un buen cojunto perro-guía. Este factor puede llegar a corregirse.

Muchos "agiliteros" se fijan en la actitud que adopta el perro en el juego con personas. Si es muy activo, juguetón y pone mucha energía y entusiasmo... mejor. Eso si, deberemos adiestrarlo con cautela para que no pierda nunca esas actitudes que nos vendrán fenomenal para practicar agility.

Podemos recurrir también al test de Campbell, que nos permite determinar a una temprana edad el posible cáracter y temperamento del perro.

 

Características de las razas más populares en Agility.

Border Collie: Esta raza de pastoreo es originaria de Gran Bretaña, muy trabajadores y tenaces. Son perros muy despiertos, vigilantes, receptivos e inteligentes, bastante rústicos y de tamaño medio. No es nervioso ni agresivo. Es un perro de pastoreo tenaz, trabajador y muy dócil. Su concentración en su guía y las ganas irrefrenable de entrar a las pista lo han hecho uno de los preferidos en el mundo del agility.

Pastor de Shetland: Es un perro de trabajo originario de las Islas Shetland. Tiene la apariencia de Collie pero en pequeño, pero a pesar de la similitud son razas distintas y no es que sea un Collie miniatura. Es inteligente, fuerte, activo, afectuoso y leal. Muy ágil y veloz es muy popular en agility en las categorías mini y midi.

Pastor Belga: Cuatro son las variedades de este pastor originario de Bélgica. Es un perro muy trabajador y la variedad Malinois ha tenido gran desarrollo como guardián y defensa. Muy inteligente y trabajador se ha transformado en uno de los favoritos de los deportes caninos.

Caniche: Originario de Francia. Se presenta en cuatro tamaños diferentes. Es un animal muy inteligente, alerta y activo. Refleja elegancia y nobleza. Tiene gran actitud ante el adiestramiento lo que junto a su destreza y agilidad lo hacen muy popular en algunas categorías de las competencias de agility. De hecho un Cancihe fue ser el perro más veloz en el último Campeonato Mundial de Agility

Parson y Jack Russel Terrier: Originario del sur de Inglaterra y desarrollado para la caza del zorro y otras alimañas que se ocultan bajo tierra por el Reverendo John Russel. Es un perro muy activo, de gran coraje, inteligente y vivaz. Muy rápido y ágil se entiende que pueda ser elegido para el agility. Si bien son razas con una misma raíz hoy se separan, siendo el Parson más cuadrado y alto que el Jack. 

Labrador Retriever: Como muchas razas es originario de Gran Bretaña. Tiene un excelente temperamento, muy aficionado al agua. Es un animal muy adaptable y devoto compañero. Inteligente, vivaz y dócil. Muy adiestrable y obediente lo que lo ha hecho tener un buen performance en agility, al menos en nuetro país.

Pastor Australiano: Raza originaria de California, Estados Unidos, durante la fiebre del oro, es un excelente perro de trabajo y pastoreo con un buen instinto de protección. Es un leal compañero muy vivaz e inteligente. Al igual que la gran mayoría de los pastores es muy adiestrable. En los Estados Unidos es muy utilizado en deportes caninos gracias a su versatilidad, agilidad y velocidad.

Mestizos:  Es muy difícil definir características de estos perros, obviamente por la diversidad de sus orígenes. Sin embargo se da una constante relacionada a su buen nivel de inteligencia y lealtad hacia quienes los han adoptado. Probablemente por su origen estos han desarrollado su aspecto emocional de mejor forma.

 

Y nosotros pensamos... ¿Por qué no un carlino para practicar agility?

 

Nuestros carlinos son perros muy apegados a sus dueños, ya tenemos un factor ganado. Son obedientes siempre que obtengan una recompensa a cambio.... lo que los hace ideales para entrenar. Harán lo que le pidamos siempre que obtengan su recompensa.

Existen muchos factores para que elijamos a un carlino pero también hemos de tener en cuenta que no es un perro demasiado deportista.

Si que puede entrenar y competir, faltaría más, pero no podemos entrenarle con la intensidad de un Border Collie, por poner un ejemplo.

¿Qué beneficios aporta el agility a nuestro carlino?

Conseguiremos, mediante el juego constante, que nuestro pequeño pug sea más obediente y realice una actividad física que no le vendrá nada mal. Todos los que tenemos un carlino sabemos su tendencia a engordar en cuanto dejan de moverse un poquito. De hecho, también nos vendrá bien a nosotros porque realizaremos un deporte conjuntamente con nuestro querido carlino.

Desarrollaremos la inteligencia de nuestro pug, su resistencia al ejercicio, agilidad y lo tendremos motivado física y mentalmente.

¿Quién no se siente mejor cuando realiza deporte?

Para que veáis que es posible, os dejamos un vídeo y unas fotos del ya "abuelete" Bartolomeo. El vídeo es del 2004, un jovencito "Bart" con dos años casi recién cumplidos.

 

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=rkeX6GJIYvA{/youtube}

 

Carlino Camila agility

Camila realizando agility

Carlino Bartolomeo agility

Bartolomeo realizando el slalom

Bartolomeo realizando un salto durante una competición

 


¿Tu carlino hace agility? 

Déjanos un comentario explicando cómo te iniciaste en el agility!!