Agility

¿Qué es el Agility?
  1. El Agility es un deporte abierto a todas aquellas personas que dispongan de uno o más perros (sea cual sea su raza, con o sin pedigree).
  2. Consiste en que los perros conducidos por sus guías sean capaces de  superar diversos obstáculos con el fin de poner en evidencia su inteligencia, obediencia, concentración, sociabilidad y su agilidad.
  3. Esta disciplina requiere y pone en evidencia la buena armonía entre el can y su guía.
  4. Es por tanto necesario que los participantes posean las bases elementales de una buena preparación en obediencia y educación canina.
  5. El Agility puede practicarse de dos modos: como ocio, o competitivo, ambos modos son compatibles.
El carlino y Agility

Los  Pugs son pequeñas criaturas muy versátiles. Son extremadamente inteligentes (contrariamente a la creencia popular), tan inteligentes, de hecho, que saben cómo hacerse los tontos! El Pugs entiende rapidamente lo que debe y no debe hacer y si sabe que hacer no lo hará de forma gratuita. Si entendemos esto podemos  entrenar muy bien a nuestro pug  ofreciendoles recompensas por su "trabajo".

Cuando hablamos de adiestramiento canino y agilidad nos imaginamos seguramente otro tipo de perro y no nuestras bolitas saltando por los aires pero no los prejuzguemos el Pugs es absolutamente un maravilloso atleta y esto puede ser muy beneficioso para su salud , un pug que hace agility aprende progresivamente a controlar el rápido el calentamiento corporal del que sufren, se agitan menos los que favorece su respiración y controlan mejor su peso. Existen incluso muchos ejemplares de Pedigree Pug que son Campeones de fama Mundial en agilidad canina, y también hay muchos títulos de obediencia impresionantes en pugs.

Métodos de conducción

Existen muchos métodos de conducción , estos se deben practicar como algo muy común para fomentar la disciplina los más comunes: 

  • Acompañamiento: Con este método nos situamos al lado del perro y le vamos guiando como si le llevásemos con la correa, tiene la ventaja de que el perro continua como si estuviera en obediencia básica, nuestro objetivo es guiarle e incluso tapar con nuestro cuerpo los obstáculos que no correspondan y que supusieran un riesgo de eliminación. Este sistema nos supone estar muy pendientes de la actuación de nuestro “compañero” y colocarnos al lado más propicio, izquierda o derecha, para favorecer los giros, ya que estos los realizará, normalmente, alrededor de nosotros.
Página 1 de 7

Anuncios

Tu anuncio